domingo, 30 de marzo de 2014

DIMINUTAS HISTORIAS MUGROSAS DE AMOR


Frente a mí

    Pensarte, es entretención cancerígena de mórbida complacencia sensitiva en la pulsación ininterrumpida del amor sarnoso. Odiarte es la perruna obsesión que he jurado a la luna. Construcción apostolical desdeñando cursiladas que recalcan más que nunca cuán grande puede ser tu ausencia. Representación alegórica de complementariedad preservando el acertijo cuántico de la insatisfacción. Dejando que fumes en la habitación, admiro las curvilíneas sombras moribuntas en la noche añil. Mentalmente te vi, parada frente a mí, ilusión convulsionadora de todo lo que soy. Estás paseándote desnuda, sin centro de gravedad, pisas las añagazas de mi cerebro, ahí encuentras un montón de cartas nunca escritas solo pensadas,donde te digo lo mucho que te quiero. Estabas frente a mi, hace dos o tres años, siendo humana, ahora eres holograma.






Ser Nadie

     Puede parecer increíble, pero el momento supremo de la orfandad social que padezco, resulta de la mayor importancia cuando oscilo en la tarea agotadora e interminable de ser nadie. Pensarte tiene sentido porque tengo la impresión de que tú quieres estar conmigo y compartir la experiencia carnal con un beso irrepresentable para otros seres que no seamos nosotros mismos, por tanto, aun estando aislado en épocas remotas, creo en la remisión mutua de un acontecimiento único, esperar y luego olvidar esta simonía de lo iracundo que consigue llenarnos el corazón de luto. 





Rezaré

     Rezaré para que vengan los buitres a comerse la carroña, desgajando los pellejos de nuestra piel infecciosa. Estaré deseando que salga la luna endiablada cuando las nubes sean opacas, ojalá los mamíferos mortecinos puedan sobrevolar encima de nuestra desgracia. Torceré el instinto de las sombras, añejaré la sangre en un balde lleno de vomito. Todo estará listo, se llevará a cabo lo que tanto deseamos, una romántica ceremonia luctuosa.





La enfermedad

     El cuerpo que enclaustra durante años sentimientos grisáceos, es arrastrado como una pequeña barca en el mar infernal de los sinsentidos. Lleno de inquietud, igual que cualquier  individuo que ha sido esclavizado por una demencial existencia, intento montar una interpretación personal para solapar la melancolía.
    Una terrible inquietud, que sin piedad entristece mentalmente y detiene el resplandor neuronal volviendo tem­pestuoso al pensamiento, me viene empujando hacia un feudo misterioso, es así que declaro el frenesí hierático por prevalecer dopado a una polaridad espiritual que desprecia lo tangible. Es difícil vivir cuando se ha perdido la fe en uno mismo, especialmente si las horas van y vienen atestadas con desazón, aversión e indiferencia.
      Estoy impostado a una admonición absurda que acoca la unicidad, viajando de una dimensión a otra sin poder permanecer en ninguna.







Una hilera de amores no correspondidos sentenciados a fusilamiento

      Apretó el paso hasta rebasar una hilera de amores no correspondidos sentenciados a fusilamiento.Alzó el índice y señaló al que le había destrozado su corazón.Sintió la magia de mandar matar el desprecio, la indiferencia, las mentiras y las promesas incumplidas. Y gritó: ¡muérete perra, muérete cerdo, muéranse todos los que no me quisieron, váyanse al infierno!
        Luego se pregunta qué podría haber hecho para impedir todo aquello.





Maligna relación de prostíbulo

      Derrumbándose para evitar el colapso, defendió con entusiasmo esa idea demencial. Maligna relación de prostíbulo; él de corbata y saco color beige, ella escotada y sin bragas; las palabras bailaban en sus labios, deseaban morderse, participar en el juego cósmico, su mundo se contraponía al mundo de los otros. Tras grandes penurias, se colmaban sus corazones, fue entonces cuando el macho le dice a la hembra: señorita de ensoñaciones, soy un paseante solitario, la mía es una enigmática pervivencia, he perdido la patria, la familia, y cualquier motivo para continuar con vida, por eso hoy le pido que duerma conmigo.

viernes, 28 de marzo de 2014

DIMINUTAS HISTORIAS MUGROSAS DE AMOR

    

Cercanía


   Matilde, preciosa Matilde, con esa etérica belleza de diablesa chichona. Nada en ella era un desperdicio, varias veces le canté a sus oídos, le pedí los besos prohibidos por si acaso se le ocurría dármelos, y ni uno de piquito me devolvió la Matilde, cómo hacer para convencerla; conviene hacer notar que no era nada personal, se comportaba igual con los demás, en cada rincón de la vecindad le alagaban con piropos morbosos, y a ella que tanto le gustaba rondar por aquellos rumbos, usando diminutos shorts, dejaba babeando a los prietos, morenos, güeros, jóvenes y ancianos. Finalmente se decidió por uno de ellos. Y se la quedó el peor de todos, el más hijo de puta que había en el barrio.  
    Ahora es mi madrastra.






Escamoteando culos femeninos

  Tibia espuma lechosa bulléndoles como ola de mar en los muslos de las chicas que llegan escotadas y lucen contentas por estar tumbadas extendiendo las piernas enrabiadas cuando muestran sus huchas depiladas. Él les dice que se vayan. Abre el cajón, saca la droga de su elección, a veces esnifa cocaína como si pudiera controlarlo todo.
  Idénticos, transcurren cada uno de los días siguientes, las hembras van y vienen de la habitación del hotel. Se desvisten, follan, ¡oh que cosa más chingona! La mayoría quisiera quedarse, cuando bajan las escaleras fantasean con volver a estar con él. Nadie les ha lubricado sus agujeros con un festín de placer como lo hace este tipo. Joder, las nebulosas orgásmicas tentalean sus zonas erógenas. Siendo un semental de palo alto, teniendo una poronga gorda, se las mete bien sabrosamente. Es una máquina de pito venoso, escamoteando culos femeninos. Contacten al bloguero para más información. 






El olor de tu coño tempestuoso


   Fotomecánico emergió el cantinero de tu matriz. En este momento en algún antro manoseas la desgracia y sientes como el alcohol está escociéndote las vísceras. Perezoso artista de lo iracundo pedaleando la bicicleta de tus piernitas herrumbrosas que se abren para que él te monte como lo hace un motociclista a una Harley. Sientes un orgasmito  por todos tus orificios. Tus nalgas escupen humo haciendo nacer nubes toxicas en la lluvia de mi tristeza. Estoy echándote de menos, sintiendo el elegíaco cansancio por escombrar en los desperdicios memorísticos. Hoy añoro el olor de tu coño tempestuoso, quiero besar con horroroso fragor diabólico esos labios encallecidos; deseo saborear  la ácida micción saliendo a chorros de ti, ¿cuándo volverás?, ¿dónde estás?, ¿qué hago yo aquí?

POEMAS MUGROSOS DE AMOR


Blasfemando al amor


      Lamiéndote las tetas,
      lamiéndote las tetas,
      olisqueando tu perfume vaginal,
      la verga taladrando el cuerpo curvilíneo industrializado de ilusiones,
      la verga  taladrando el  cuerpo curvilíneo industrializado de ilusiones.
      Coño peludo bañado en semen.
      Coño peludo bañado en semen,
      golosinas compradas en celebraciones cristianas,
      marabunta de hormigas locas celebrando en mis entrañas
      y blasfemando al amor.

    Estoy  lamiéndote las tetas,
     lamiéndote las tetas pálidas
    y olisqueando tu perfume vaginal
      más apestoso que una discoteca con mil putas en pelotas.
    El sonido electrónico de un hombre gordo vomitando en el callejón de  ciudad Neza,
el sonido electrónico de un hombre gordo vomitando en el callejón de ciudad Neza,
      fumigando con pedos el aliento de México,
      y una ambulancia cargando muertos sin cabeza
      y una patrulla llevándose a ratas infrahumanas,
      espectáculo de lo absurdo que se puede mirar desde la ventana
      en la urbe del sol azteca.
      Lamiéndote las tetas,
      lamiéndote las tetas,
     estoy meando desvergonzadamente alto,
mientras los verduleros aúllan el alza de precio
yo te susurro cuánto te quiero,
besitos en tus nalgas abiertas,
besitos en tus nalgas abiertas, 
te doy mala educación.

jueves, 6 de marzo de 2014

MUGROSO POEMA AMOROSO


Pulverizar la mierda


Tanto  te extrañé hoy que  perdía constantemente la respiración,
resulta paralizante la ausencia de tu nombre en esta vida de cagada,
la furtiva dependencia a ti la atribuyo a esa puta manía tuya
bondad perversa premeditada para pulverizar la mierda


La primera vez que el destello de tu sonrisa colisionó en mis pupilas
debí suponer era el presagio de una tragedia


Tú, ser endemoniado
al que quería para siempre en mis brazos
el que me folló con coraje lujuria y pasión
el que me abrió de piernas 
y me ensartó el vergon ceboso que me hizo mujer
el que mojó mis muslos y caderas y se convirtió en mi hermano,
hermosa relación incestuosa
virginal como perversa
congeniamos perfecto.


El mismo desamor que nos arrebataba el alma
haciéndonos sangrar tristeza en la mirada
nos llevó al psiquiátrico donde te amé en secreto,
avivándose el sentimiento anormal en mí 
estado demencial provocado  por el destino y la suerte
que azarosamente juntó nuestra existencia dolosa.


Vaya Dios enfermo el tuyo
concederte la desdicha de ser yo quien haya estado en tu vida 
y no alguien más


Todo resultó desgracia tu nombre junto al mío
nuestros dolores
nuestras soledades
nuestros temores
nuestros desamores.

Mi amor que eres tú, tu amor que no soy yo,
que es la puta que no está pero que no se va
nuestras chingaderas…


Te odio por amarte tanto
te odio por no poder odiarte como quisiera
odio haberte creído cuando dijiste merecía cariño
cuando dijiste que tenía alguna valía


Ver la mentira a la cara arde desde dentro de la carne
sabes pulverizar la mierda
sabes en un instante llevarme al cielo
y al siguiente matarme con desprecio


Me lo merezco
no soy mas que materia orgánica en descomposición
mosqueada y añejada sin utilidad
maldita paria que no te deja en paz.


Solo te pido, mi amor
aún si no puedes ver la electricidad chispeante
aun si no puedes sentir en el cosmos la mística entre los dos
deja de creer en la felicidad supuesta de la que dices gozo
mi felicidad es tu cuerpo
tu miembro erecto babeado por mis labios
tu voz adormilada
también tus manos en mis nalgas
felicidad eres tú
dormida o despierta
en la vida o en la muerte la respuesta siempre serás tú.


En este punto en el que mis lágrimas sangran
a tientas suplican con susurros
 no llamar a la despedida:
es perra y su mordida es mortal,


¿Será que ya debo irme?
hay partidas que son justas cuando no hay nada bueno que dar
me aterra pensar en un seguro final
quién me va a besar
quién me inventará mil nombres que me harán sonrojar
quién me contará de cuánto quiere a su mamá.


Que triste es estar tan sola
sonreír a los congéneres en la cotidianidad
un saludo cordial al tiempo que empuño un arma en mi sien
el juego es cada vez más macabro con cada día de tu ausencia
solo me escupiste el corazón pero no me lo quisiste devolver.


Perdón por dedicarte mis absurdos
con tan poca pericia en la escritura
no soy una gran poeta
la verdad es que hoy te extrañé mucho,
 me hiciste tanta falta que no pude respirar
y esta fue la única forma que encontré para hablar contigo
no tuve cabeza para pensar en otra cosa que no fueras tú

Deja tu comentario desde facebook